Archivo de la etiqueta: clase ociosa

La clase ociosa en Florencia

Un café en Pazkowski: 10€

Un café en Pazkowski: 10€

Llevo unos meses intentando responder a la pregunta, ¿quién es la clase ociosa ahora?. Creí haber encontrado la respuesta afirmando que los deportistas, modelos y demás grupos de referencia eran los que se había convertido en la clase alta de la que habla Veblen a la que todos seguimos.

Cual fue mi sospresa al descubrir que la teoría de Veblen está en plena vigencia en Italia. Allí conocí a un grupo de gente de familia adinerada que cumplían a la perfección la descripción del sociólogo a principios de siglo.

En primer lugar su relación con el trabajo. En realidad no estaba bien visto que se trabajase, muchos de ellos tenían más de 20 y todavía no sabían en que trabajarían. Sin embargo, si trabajaban tenían que se profesiones como abogado, médico… Una de ellas era farmacéutica y siempre la llamaban la farmacista, hasta que punto es tan inusual que trabajen que les apodan con su profesión.

La clase ociosa

La clase ociosa

En segundo lugar su relación con el deporte, aficionados a la vela por supuesto desarrollan su ocio entre la Toscana y molinariMónaco. Qué increíble es tener siempre planes para el fin de semana siguiente. Para ellos el tiempo libre es imprescindible. Lipovetsky afirma que existe una tendencia en la cual las personas que más ocupadas están son más apreciadas en un grupo. Pero hay que entender que tipo de ocupación, no es lo mismo trabajar 12 horas en la obra, que tener continuamente ocupados los fines de semana con planes impensables para la mayor parte de la población.

duomoPor supuesto que desarrollan el derroche ostensible. Coches que se convierten en un símbolo más de su estilo de vida, reservados en las mejores discotecas… En cuanto a moda los mejores diseñadores italianos van siempre con ellos, pero sobre todo D&G.

Lo único que me ha creado dudas es saber si son esa clase que produce la imitación, sinceramente es un estilo de vida tentador, pero carente de conciencia y de preocupaciones. ¿Hasta que punto viven en el mundo real?

Anuncios

La moda

La Moda, que asunto tan complejo que está unido a la sociedad desde que puedo recordar. Simplemente quiero explicar como ha evolucionado la forma de concebir la moda por autores como Simmel, Veblen, Bourdieu desde la posición ideológica, en contraposición a la postura de la postmodernidad protagonizada por Lipovetsky y Maffesoli entre otros.

La moda no es simplemente el pret-a-porter, los perfumes, los accesorios… lo que se define como triple posicionamiento, sino que se fundamenta en un estilo de vida, una forma de comportarse, de moverse, de relacionarse.

Cuando, por ejemplo, Veblen explica la clase ociosa y su derroche ostensible se entiende la moda desde la imitación y la diferenciación de clase. La clase media imita a la clase alta intentando sentirse aceptada y aspirando a un ascenso en la escala social.

Simmel comparte una visión de la moda muy similar ya que afirma que la moda es como un escaparate donde las personas se diferencian. Asimismo, introduce el concepto trickle-down theory que se explica como una difusión de la moda dentro de una jerarquía vertical.

La publicidad abusa de esto continuamente, por ello utiliza lo que entenderíamos por clase ociosa actualmente como prescriptores de sus anuncios:

Bourdieu además en el libro La Distinción, dónde relata la sociedad francesa de la década de los 70, introduce conceptos como el habitus o los campos. Pero lo que más curiosidad me causó es como aborda el concepto de gusto. Como el gusto nos dirige hacia un determinado consumo y esto nos identifica y nos diferencia.

Todos estos autores, en líneas generales, defienden una única moda. Pero en la actualidad no podemos afirmar tal cosa, ya que estamos ante una sociedad en la que se desarrollan numerosas modas.

Mientras que los autores de la posición ideológica defienden el consumo jerárquico actualmente se consumo por placer, comodidad… Ya no se habla de distinción sino de individualismo. El estatus símbolo que se difundía con el derroche ostensible, no tiene nada que ver con el estilo símbolo. Los consumidores reivindican su posición como individuos, se hace hincapié en los espacios privados y también en la opción de elegir un estilo de vida que no esté impuesto únicamente por las clases altas.

Aunque desde la postura de la postmodernidad se defienda el individualismo, autores como Maffesolí en su libro Las tribus hace una interesante objeción: una vez el individuo se introduce en el grupo (tribu) se le reconoce por ello no por su condición de individuo. Esto es de una importancia vital para la publicidad, no se puede seguir desarrollando estrategias creativas con un target definidito por características sociodemográficas. Es imprescindible atender al estilo de vida del público objtivo.

En su último libro, Lipovetsky nos muestra una sociedad decepcionada: por la política, la educación, la política social… Incluso llega a insinuar que esta decepción se ha llenado con un culto al consumo, con un consenso que permite gastar, siempre enfocado hacia el placer que produce esta actividad. Este consenso, afirma, ha sido difundido por los medios: la publicidad, la moda, los mass media y el crédito. Nos encontramos en una sociedad en la que gracias al crédito el deseo es alcanzable.

 

El deseo es alcanzable

El deseo es alcanzable

En lo que más discrepo con los autores de la postmodernidad es que se ha superado el consumo-para-que-nos-vea-el-otro y se ha alcanzado el-consumo-para-uno-mismo. Por muy formado que esté el consumidor, que adquiera los productos con conciencia social… el consumo sobre todo de moda está basado en la identificación y la diferenciación.

En este sentido la moda genera esclavitud. La moda nos diferencia a unos individuos de otros, en el momento en que la elite es imitada por la masa, la primera cambia. Los bienes se convierten en posicionales

¿Cuál es vuestra visión de la moda? Esclavitud, diferenciación, lujo…