El mate

El mate participante diario de la rutina. Popular en países como Uruguay o Chile fuera de Latinoamérica se asocia a la Argentina. Su tradición migratoria ha estado acompañada por la Yerba Mate que la ha convertido en unos de sus símbolos más queridos.

Define la cultura del país, sus hábitos, costumbres y personalidad. Muy asociado a los porteños es una infusión amarga, pero no puedes pensar que es un defecto porque es una característica. Si tomas un mate y no es amargo solo hay una explicación: es de baja calidad.

Por eso puedes endulzarlo porque no todos los mates son iguales. Es una muestra de amor si lo endulzas, se está dispuesto a suavizar el amargor. Pero hay calabazas que siempre serán para mate amargo, si se toma un mate dulce nunca más vuelvas a verter un mate amargo en ella.

Es todo un ritual “matear”. Un entresijo descubierto dispuesto a que cualquiera pueda descifrarlo. Es la definición de una relación. Que mejor desdén que un mate largo, la negación para formar parte del grupo.

Una sociedad individualista que se diferencia por cada uno de sus mates: dulces, yerbiao, de leche, terere, cocido… Pero que se identifica en un momento de contacto, la bombilla única y compartida.

Estimulante y depurador, una conversación que te desinhibe y evade. Agua caliente, para el mate. Conversar, hablar dialogar…depurar.

Sin olvidar la buena educación se dirá gracias, cuando ya no quieras seguir tomando.

Monumento al mate en Uruguay

Monumento al mate en Uruguay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s